Mucho se habla de la felicidad, de lo importante que es ser feliz, y de que merecemos serlo. Nadie discute esto. Sin embargo, lograrlo no parece una tarea sencilla. Si lo fuera veríamos muchas más personas felices y contentas de lo que habitualmente vemos.

Si fueramos a hablar en detalle sobre la felicidad correríamos el riesgo de entrar en un debate eterno filosófico primero sobre qué significa y luego sobre cómo lograrlo, por la sencilla razón de que cada persona puede tener una opinión diferente sobre lo que significa ser feliz y sobre lo que recomienda hacer para alcanzarlo. También existen muchas variables para que una persona pueda ser feliz, desde la región geográfica donde puede haber nacido, hasta su condición genética.

No es nuestra intención generar este debate, pero sí nos interesa compartir algunas características en común que tienen las personas felices. Las mismas surgen de reunir las experiencias de nuestras mayores influencias en el desarrollo personal y los negocios (Tony Robbins, Jack Canfield, Eben Pagan Bob Proctor, Dr. Paul Dobransky, Dr. Joe Dispenza, etc.), y también de nuestra experiencia como Coaches, y las grandes conversaciones que hemos tenido con mi socia Ana Cecilia Vera (a quíen entonces agradezco por haberme dado ideas para esta nota). Dichas características pueden darnos algunas ideas concretas para reflexionar sobre nuestra vida. Ese es nuestro objetivo.

¿A qué nos referimos con felicidad?

Cuando hablamos de felicidad no nos referimos a una emoción extrema como si se tratara de un placer absoluto, éxtasis, o una explosión permanente de alegría. Estas emociones suelen durar poco, por lo que aspirar a un estado tan fuerte de manera permanente no sería real ni sostenible fisiológicamente.

Sin embargo, un estado al que podemos aspirar de manera más permanente, o al menos de manera frecuente, es un estado de paz con nosotros mismos, de realización, de entusiasmo por la vida, de completitud. Este tipo de emoción es más sostenible.

Veamos ahora algunas características de las personas felices, de acuerdo a esta última definición:

1. Tienen un modelo del mundo saludable sobre lo que necesitan para ser felices

Ya dijimos que diferentes personas tienen diferentes definiciones o reglas internas sobre qué necesitan para ser felices. El primer factor es justamente esta definición, que para conocerla alcanza con hacernos la siguiente pregunta: ¿qué necesito para ser feliz?

Quizás alguno piense que no es posible cambiar esta regla dado que se trata de algo inconsciente, parte de nuestra identidad, o incluso hasta genético. La verdad es que la neurociencia demuestra cada vez más que tenemos mucho potencial de cambio, y que para hacerlo solamente necesitamos tener una fuerte motivación, y la disciplina para crear un nuevo hábito. No digo que sea sencillo, pero: ¿Qué mejor motivación que la posibilidad de ser más felices?

Volvamos entonces a la pregunta ¿qué necesito para ser feliz? Para algunas personas, su definición es muy fácil de lograr; para otras muy difícil.

Tony Robbins cuenta que en uno de sus seminarios preguntó al público ¿qué necesitan para sentirse exitosos? Una persona le dio una gran lista de logros que tenía que alcanzar, entre los cuales se encontraban: el peso perfecto, las relaciones perfectas, ganar más de 6 millones de dólares al año, etc. algo muy difícil de alcanzar incluso cuando ya era millonario.

Otra persona dijo: me siento exitoso por estar vivo. Cada día que respiro es un gran día.

Seguro que a la primer persona le costaba mucho más sentirse exitoso que al a segunda. Podemos pensar lo mismo con la felicidad.

¿Cuál es tu regla interna que tenés para permitirte sentirte feliz?

Quizás esa regla sea muy difícil de cumplir. Quizás es hora de modificar esa regla. Todos tenemos un modelo del mundo y de cómo este debería ser para sentirnos felices. A veces esos modelos son muy difíciles de alcanzar, y lo que es peor aún … no es lo que realmente nos hace felices, porque en general están construidos en base a ideales que no van con nuestros deseos más profundos.

Me gustaría entonces que te preguntes … ¿qué necesito para ser feliz? y que construyas un nuevo modelo del mundo en base a tus reales deseos de hoy en día.

Algunas personas podrán pensar que si simplificamos nuestra regla sobre qué necesitamos para ser felices nos vamos a volver conformistas y a perder nuestra motivación. No necesariamente. Que hagamos este cambio no significa que dejemos de desear algo mejor. La vida es un crecimiento constante, pero podemos crecer siendo felices, dado que la recompensa de la vida está en el camino mismo, no en el destino. Todo lo contrario a lo que a la mayoría de nosotros nos enseñaron.

Rompamos con estos paradigmas obsoletos y seamos fieles a nuestra naturaleza.

2. Se enfocan en lo que está bajo su influencia 

Las personas felices tienen la capacidad de poner su foco principal en aquellas cosas que dependen de sí mismos, o en lo cual al menos tienen cierta influencia. ¿Por qué es importante esto? Porque querer cambiar algo que no depende de nosotros es un camino seguro al estrés o a la frustración.

Escuché una vez al Dr. Paul Dobransky dar una definición budista de sufrimiento: el sufrimiento ocurre cuando gastamos energía en algo que no podemos o no estamos dispuestos a cambiar.

Para poner un ejemplo, supongamos que estoy organizando una fiesta al aire libre y justo el día de la fiesta hay una gran tormenta. Podría poner el foco en la mala suerte que tuve, o en cómo puedo aprovechar esa situación. Quizás haya algo de favorable en ello, o quizás simplemente deba hacer la fiesta en un salón o simplemente dejarlo para otro día.

Si me enfoco en lo que puedo cambiar, solucionar el problema no será difícil. Si me enfoco en lo que no depende de mí probablemente pase gran parte de mi vida sintiéndome víctima o quejándome de eventos externos.

Este principio puede ser muy simple de entender racionalmente pero eso no implica que sea sencillo de aplicar. Debemos cultivarlo como un hábito. Te propongo que la próxima vez que estés en un contratiempo te observes para que veas cual es tu foco. ¿Tendés a enfocarte en lo que tenés influencia o en lo que no depende de vos?

3. Se adaptan a las circunstancias para utilizarlas a su favor 

Este punto se relaciona con el anterior. Las personas felices se adaptan a las circunstancias para utilizarlas a su favor. Bob Proctor dijo lo siguiente: la mayoría de las personas culpa a las circunstancias de que no lograron lo que querían. Yo no creo en circunstancias. Las personas que logran grandes cosas en este mundo logran encontrar las circunstancias para lograr lo que quieren, y si no las encuentran van y las crean.

Una persona feliz es creadora de circunstancias. Se adapta a lo que le sucede y lo utiliza a su favor.

Uno de mis ejemplos favoritos es el del invento de los post-it, los stickers adhesivos muy utilizados en las oficinas, una creación que se encuentra en la lista de los 100 inventos que cambiaron el mundo. El creador de los post-it tenía la intención de crear un pegamento 100% efectivo, que sea imposible de despegar. De hecho su idea era utilizarlo para pegar partes de aviones.

Te imaginarás el fracaso que hubiera resultado para ese uso. Sin embargo, logro adaptarse a esa circunstancia y pensó … ¿en qué contexto puede servir este invento? Poco tiempo después conoció a otra persona que necesitaba notas adhesivas de colores y en ese momento se volvió útil esta creación.

Adaptarse a las circunstancias le permitió transformar su frustración en un invento creativo. Si bien no podemos saber si ese invento lo hizo más feliz, podemos decir que esta flexibilidad nos da más probabilidad de generar momentos felices. Si combinamos esto con nuestra capacidad de disfrutarlos estamos por el buen camino.

4. Se enfocan en crecer y contribuir

Según Tony Robbins, crecer y contribuir son necesidades fundamentales para sentirnos realizados y completos (ver más detalles en esta nota). Podremos tener todo el dinero del mundo, la salud, el amor, etc. pero si no estamos creciendo y contribuyendo más allá de nosotros mismos, en el largo plazo no vamos a sentirnos felices.

Aquello que no crece decrece hasta que muere

Habrá momentos en los cuales queremos disfrutar de lo que ya tenemos, pero si nos quedamos demasiado tiempo en eso nos vamos a volver cómodos, y será solo cuestión de tiempo hasta que nos sintamos poco felices.

La contribución es también una necesidad inherente al ser humano. Tener la posibilidad de ayudar a otros nos hace sentir muy bien ya que surge un gran bienestar cuando logramos hacer algo por otras personas. Ayudar a otros también le dice a nuestra mente que somos y tenemos más que recursos suficientes.

Tené presentes estas necesidades en tu búsqueda de la felicidad. Si hasta ahora no viste la necesidad de satisfacerlas puede ser porque estuviste demasiado ocupado satisfaciendo necesidades de más bajo orden, pero tarde o temprano te verás en la necesidad de crecer y contribuir.

5. Encuentran significados potenciadores en los eventos de tu vida.

En la vida nada es totalmente objetivo. Todo depende de la perspectiva de la que ser mire. Existen diferentes percepciones y la percepción de cada uno es su realidad.

Si eso es así busquemos una percepción que nos haga felices. En otras palabras busquemos un significado a las cosas que contribuya a nuestra felicidad.

Según  Tony Robbins, la clave de la felicidad es encontrar significados que nos potencien en cada evento de la vida. En una entrevista cuenta que cuando era chico y en su familia no tenían dinero para la cena de acción de gracias estaban resignados a no cenar, y en ese momento sonó el timbre y cuando abrieron era un mensajero que les dejó una cena para toda la familia. El mensajero dijo: “vengo a entregar esta cena como regalo de un donador anónimo que conoce su necesidad, y quiere que tengan una feliz noche de acción de gracias”.

Tony se sintió muy bien de recibir ese regalo. Estaba feliz de que iba a poder disfrutar de una rica y abundante cena con su familia. Sin embargo, su padre se sintió furioso, y humillado, porque no era él quien le estaba dando de comer a su familia, y que tenía que recibir una donación de un extraño para que su familia pudiera cenar. Ese pensamiento le impidió disfrutar de la cena. El mismo evento generó emociones completamente diferentes porque cada uno le dio un significado distinto.

¿Qué significado le das a lo que ocurre en tu vida? ¿Son significados que te potencian o te debilitan? ¿Te ayudan a ser feliz o contribuyen a tu infelicidad?

Nada es bueno ni malo pero el pensar lo convierte en una u otra cosa

6. Se comparan consigo mismos y no con los demás.

Parte importante de la felicidad consiste en no compararnos con las demás personas sino con nosotros mismos. La razón es simple, siempre va a haber alguien que esté mejor que yo y si me comparo con esa persona voy a enfocarme en lo que me falta.

Comparémonos con nosotros mismos, primero viendo nuestro progreso respecto al pasado, lo cual va a ayudarnos a ver todo lo que hemos logrado. Luego con nuestro objetivo futuro para poder tener una visión hacia donde ir, pero manteniendo en mente todo lo logrado.

Compararnos con otros termina siendo una comparación engañosa que nos dificulta ver todo lo bueno que tenemos, y en general contribuye a que nos sintamos menos felices.

7. Admiran en vez de envidiar

En el punto anterior no dejamos de reconocer que las personas felices pueden ver lo que logran otras personas. No negamos esto. La diferencia está en cómo lo perciben. Si la otra persona tiene algo que ellos desean lo admiran, aprenden de esa persona, lo tienen como un modelo de referencia. Las personas infelices tienden más a envidiar que a admiar.

Según Bob Proctor, la envidia es ignorancia. Esto tiene sentido dado que envidiar es sentirse resentido por lo que tiene otro, y para sentir esto tenemos que creer que nosotros no vamos a tenerlo, sino no tendría sentido tener envidia. Creer que no podemos lograr algo es ignorante, porque como seres humanos todos tenemos el potencial de lograr cualquier cosa que nos propongamos alcanzar.

Tener esta perspectiva nos va a ayudar a transformar la envidia en admiración, y por haber transformado una emoción negativa en positiva nos acerca un paso más a la posibilidad de ser felices.

8. Son agradecidos

Muchos gurúes del desarrollo personal, la mayoría, coinciden en que el agradecimiento es una de las claves de la felicidad. Al agradecer nos ponemos en contacto con lo que tenemos dado que muchas veces la ambición y la vorágine del día a día nos dificulta apreciar todo lo que ya tenemos.

Agradecer a otras personas expresa nuestra valoración a otros, y todo lo que damos nos regresa con creces. Pero no debemos olvidarnos de una parte fundamental del agradecimiento: agradecernos a nosotros mismos. Esto es algo que aconsejo practicar cada día, al levantarnos y antes de irnos a dormir para permanecer en contacto permanente con este estado de valoración.

Escuché una vez que la felicidad se trata de momentos donde nos permitimos sentirnos felices. Al escuchar eso pensé que si es así, resulta importante la cantidad de momentos, o sea cuanto más momentos mejor! Que mejor entonces que estar a cargo de generar esos momentos por nosotros mismos, y que la felicidad no dependa de eventos que ocurren por azar, como algunas personas podrían pensar, sino de algo que nosotros mismos generemos.

Estas características presentadas tienen algo de bueno: pueden aprenderse si las ponemos en práctica hasta hacerlas un hábito, que se conviertan en parte de nuestra vida. Al hacerlo tendremos la posibilidad de permitirnos ser felices en una mayor cantidad de momentos.

Una cosa importante que tienen en común las personas felices es que se hacen cargo de ser felices. Tienen rituales que les permiten serlo. Conocen las pequeñas cosas que los hacen felices y se encargan de hacer que pasen. No no dejan al azar. Las posibilidades de ser feliz están siempre presentes, la pregunta que te dejo es si las estás aprovechando al máximo.

Seamos una causa en el mundo, no un efecto. Hagamos que las cosas pasen.

Saludos

Martín

P.D.  Si te gustó este artículo, contános… ¿Qué fue lo que más te impactó luego de leerlo? Por favor dejános tu comentario abajo … y también, COMPARTÍLO en tus redes sociales con los botoncitos que aquí encontrarás, ¡te lo agradecerán! Ayudános a que más personas puedan independizarse y vivir una vida en las que se sientan felices de estar.

P.D. Y si querés ir más profundo, ¡conversemos! Hacé clic aquí para postularte a recibir una sesión estratégica exploratoria para que te ayudemos a concretar tu independencia para vivir libre y holgadamente de lo que te apasiona (espacios limitados).

Recibí GRATIS El Plan PASO-A-PASO

Para Pasar de la Confusión y las Dudas Sinfín a la CLARIDAD y ACCIÓN MASIVA en tu emprendimiento... y a todas nuestras novedades y recursos gratuitos de ALTO VALOR :)

¡Suscripción completada! :) Chequeá ahora tu correo para confirmar tu suscripción.