Cada vez nos contactan más personas que están insatisfechas en sus puestos de trabajo. Y quizás insatisfechos es poco para expresar lo que realmente sienten: ¡están podrídos! Están al borde de la desesperación. Sienten que sus talentos se desaprovechan y que el tiempo que pasan en su trabajo es tiempo totalmente perdido.

Más allá de que tu situación sea o no tan extrema, si decidiste leer este artículo es porque te identificás con cierto grado de insatisfacción con tu situación actual. Si es así tenemos buenas noticias para darte, porque queremos decirte que la insatisfacción es muy positiva.

Quizás pienses que nos volvimos locos al decir eso ¿Por qué la insatisfacción es positiva?

 

Si bien estamos de acuerdo que la insatisfacción no se siente bien en el momento, tiene, como toda emoción, un mensaje detrás de ella que si lo logramos entender y utilizar a nuestro favor puede ayudarnos a lograr grandes logros en nuestra vida.

La insatisfacción es una señal de la vida de que necesitamos un cambio. Es una palmada cuyo mensaje es que nos demos cuenta de que así como estamos no podemos seguir. Si no existiera quizás nos quedaríamos mucho tiempo en una situación que en el fondo no nos hace felices.

Seamos sinceros, si no sintiéramos insatisfacción no haríamos nada para cambiar. La verdad es que hasta que no estés instatisfecho con tu vida es muy probable que no hagas nada para cambiarla. Aquí es donde aparece el poder de la insatisfacción.

dog

Les Brown cuenta una historia donde un hombre caminaba por la vereda cuando pasa por una casa donde había un perro en un jardín, y este perro estaba lloriqueando y quejándose, con tal intensidad que llama la atención del caminante. Tal era el lloriqueo del perro que le pregunta al dueño: ¿qué le pasa a ese perro que se queja tanto? El dueño no se muestra sorprendido por la pregunta y le contesta: “se queja porque está acostado sobre un clavo”, respuesta que confunde todavía más al caminante, el cual ahora pregunta: “¿pero por qué no se levanta?” y el dueño del perro le contesta: “porque el clavo lo está lastimando pero no tanto como para tener que levantarse”.

Muchas veces vivimos en una situación donde algo nos molesta pero no tanto como para tener que hacer algo, y aquí es donde aparece la insatisfacción, como señal de que es momento de cambiar. Si no ves esta señal, la vida se va a encargar de que sea más y más doloroso hasta que al final decidas darte cuenta.

Las emociones negativas son un aviso, un aviso de que algo debe cambiar.

Es como si alguien nos golpeara la puerta de nuestra casa para darnos un mensaje. Cuando recibamos el mensaje la puerta va a dejar de golpearse, pero si no lo recibimos, el mensajero seguirá viniendo y golpeando la puerta cada vez más fuerte, hasta que te des cuenta de que hay un mensaje para vos.

 

 

Entonces podés hacer dos cosas con la insatisfacción:

  1. Ignorarla, buscar distracciones para que se nos pase. Esta suele ser la opción de las personas que buscan distraerse con comida, alcohol, cigarrillos, y otras adicciones. El problema es que las distracciones no solucionan el problema, de hecho lo exacerban porque la insatisfacción sigue aumentando y a su vez estas adicciones terminan siendo perjudiciales para tu organismo.
  2. Entender su mensaje y hacer algo al respecto. Esta solución requiere introspección, coraje, decisión y paciencia para llevarla adelante. Podrá no ser inmediata pero es la solución real al problema. Si lográs aplicar esta alternativa habrás transformado la insatisfacción en motivación para moverte a la acción e ir en pos de los resultados que estás buscando. Esto te va a traer una gran satisfacción y al lograrlo habrás transformado la emoción para genera otra positiva.

 

Ahora te hacemos las siguientes preguntas:

  • ¿Qué te está diciendo exactamente la insatisfacción?
  • ¿Estás listo/a para darte cuenta de que necesitás un cambio?
  • ¿Qué cambio estás necesitando?
  • ¿Hacia donde te gustaría cambiar?
  • ¿Qué estás dispuesto/a a hacer para cambiar?
  • ¿Qué recursos podrían ayudarte a transitar este camino?

 

 

El solo hecho de tomar la decisión de cambiar puede transformar la insatisfacción en entusiasmo ya que el progreso en sí puede ser muy alentador.

Próximamante te seguiremos dando recursos para que logres tomar más conciencia de este estado de insatisfacción, y luego avanzar hacia tu vida soñada.

 

¡Nos vemos pronto!

Saludos

Ana y Martín

 

P.D.  Si te gustó este artículo, contános… ¿Qué fue lo que más te impactó luego de leerlo? Por favor dejános tu comentario abajo … y también, COMPARTÍLO en tus redes sociales con los botoncitos que aquí encontrarás, ¡te lo agradecerán! Ayudános a que más personas puedan crear su independencia y vivir una vida de pasión, realización y libertad.

P.D. Y si querés ir más profundo, ¡conversemos! Hacé clic aquí para postularte a recibir una sesión estratégica exploratoria para que te ayudemos a concretar tu independencia para vivir libre y holgadamente de lo que te apasiona.

Recibí GRATIS El Plan PASO-A-PASO

Para Pasar de la Confusión y las Dudas Sinfín a la CLARIDAD y ACCIÓN MASIVA en tu emprendimiento... y a todas nuestras novedades y recursos gratuitos de ALTO VALOR :)

¡Suscripción completada! :) Chequeá ahora tu correo para confirmar tu suscripción.